sábado, 7 de noviembre de 2009

¡Triste Herencia! - Joaquín Sorolla


Reconocía el pintor y escultor Antonio López en una entrevista que a su generación le costó mucho tiempo entender a Sorolla porque la crítica de la época no le tenía en consideración, tachaban su arte de anticuado en contra de las emergentes vanguardias de principios del siglo XX. Pero al final, continuaba Antonio, descubres que "pintura" y "Sorolla" es la misma cosa.

"¡Triste Herencia!", de 1899, es una de las pinturas de tesis, o de crítica, del pintor valenciano (al igual que "Y todavía dicen que el pescado es caro" o "Trata de blancas"). En él, un sacerdote del hospicio de San Juan ayuda a un grupo de niños enfermos, tullidos y poliomelíticos, a tomar un baño en la playa de El Cabanyal.

Raoul Lorite

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Al sr. Raoul Lorite hay que decirle que su comentario sobre la causa de la polio es desafortunado. Nunca la causa de la polio se debe a padres sifiliticos. Es usted un ignorante.

Raoul Lorite dijo...

Ya lo he corregido, muchas gracias por su amabilidad.

POLIE dijo...

lo miro, lo miro, lo leo, lo percibo, o puedo imaginar la sensación del artista al ver los resultados de su obra, una brutal cercanía con la perfeción plástica y el dolor humano, es cruel, no?
lo buscare me ha impactado.
Saludos.

Plenilunio

Hoy es